Artículos publicados

Algunas herramientas - Segunda parte

El otro día vimos las herramientas que nos sirven para conocer o limitar las páginas web a las que acceden nuestros hijos. En aquellos momentos limitábamos los contenidos a los que accedían. Pero probablemente también querremos que no pasen demasiadas horas al día navegando, jugando o utilizando el ordenador para acceder a Internet.

Por otra parte es recomendable que si están demasiado tiempo frente al ordenador, hagan paradas para descansar la vista. Y en cualquier caso, tampoco querremos que estén todo el día utilizándolo por lo que nos interesará fijar las franjas horarias en que pueden usarlo y el máximo número de horas diarias, semanales o mensuales que pueden dedicarle al cacharro en cuestión.

Por eso, hoy trataremos de conocer algunas herramientas adecuadas para limitar la utilización del ordenador por parte de nuestros hijos, así como la posibilidad de fijar horarios para el acceso a redes sociales, chats, juegos online, con la intención de que no pasen demasiado tiempo frente al ordenador. Se trata de que aprovechen el tiempo y de que establezcamos junto con ellos, un tiempo razonable al día para que accedan a sus webs favoritas.

La mayoría de estas herramientas son de pago. Solamente el iMonitorPC, disponible en http://www.imonitorpc.com/ es gratuito, aunque hasta hoy, el procedimiento para crear una cuenta en dicha web no funciona correctamente, por lo que me ha sido imposible probarlo.

 

Chronager

Chronager es una aplicación que nos permite fijar límites (número de horas máximo) de uso del ordenador o intervalos de tiempo donde se permite el uso del PC por parte del menor. Tenemos tres grupos de personas: los administradores, los invitados y los usuarios; y podemos poner o no limitaciones en cuanto al tiempo máximo de uso del ordenador para cada grupo. Si se excede el tiempo máximo, el programa apaga el PC o echa al usuario cerrando su sesión en Windows.

Del mismo modo es posible especificar horarios de acceso a Internet, así como el máximo nº de horas que el menor podrá pasar diariamente en Internet. De nuevo, los intervalos, como antes sucedía con los límites, se configuran para cada grupo de usuarios: administradores, invitados, usuarios.

En cualquier caso, el programa permite crear nuevos grupos. Si quisiéramos que cada usuario tuviera sus propias especificaciones, nos bastaría con crear un grupo para cada usuario o miembro de la familia. Chronager realiza un buen control sobre el acceso al PC o Internet, limitando por una parte el máximo número de horas que pueden realizar la actividad y especificando además las horas o franjas del día en que pueden realizarlas.

También se puede especificar una lista de aplicaciones que podrán conectarse cuando lo deseen a Internet. Sería el caso de la mensajería instantánea o del lector de noticias o correo electrónico. Se trata de aquellos programas a los que el corte de Internet fuera de determinadas franjas horarias no debería afectarles.

Chronager permite establecer una lista de programas prohibidos, así como una lista de programas donde deseamos limitar el tiempo de utilización diaria o restringir los horarios de uso. También permite limitar el uso de CD o Dvd, de lápices USB o unidades ZIP.

La aplicación almacena un log de todas las operaciones bloqueadas por ella, así como un historial de las aplicaciones empleadas y por cuánto tiempo lo han sido. Permite incluso exportar la configuración por si decidimos reinstalar el programa y puede enviarnos emails periódicos. Su coste es 35$ para tres licencias u ordenadores, es decir, unos 25€.

 

Child Control  de Salfeld

Este aplicativo nos permite establecer cuantas horas podrá dedicar el menor a usar  el ordenador o acceder a Internet cada día, semana o mes. Con este sistema los menores pueden acumular tiempo de juego o navegación para cuando deseen y aprender con ello a auto gestionarse. Además, como en Chronager, es posible establecer límites diferentes para cada día de la semana.
 
Child Control permite también definir intervalos del día donde emplear el ordenador o acceder a Internet no está permitido. Dichos intervalos solo se pueden especificar en horas enteras del día, no como en Chronager donde podía precisarse en intervalos más pequeños de tiempo.

En caso de que los menores empleen demasiado tiempo seguido el ordenador, podemos obligarles a realizar una pausa a partir de una hora determinada indicando la duración de la misma.

El programa nos permite activar los filtros de navegación por Internet por categorías (chat, sexo y pornografía, violencia y armas, etc.) y también especificar un conjunto de páginas web que siempre estarán permitidas, así como aquellas que nunca lo estarán.

Es posible especificar las aplicaciones que los menores pueden usar siempre, las que no, aquellas que deben limitarse según los horarios de acceso a Internet, las que no deben limitarse por ser programas o procesos del sistema operativo, aquellas que se restringe su uso (como juegos), etcétera.

También demanda que le fijemos el nivel de conocimientos de los menores que emplean el ordenador sobre informática. En función de dicha respuesta el programa toma diferentes medidas de seguridad para evitar que los menores puedan deshacerse de él y su capacidad para controlar lo que se hace en el ordenador. Este programa puede incluso enviar notificaciones o informes a una cuenta de email. Es un programa extraordinariamente completo que permite incluso establecer o cambiar los comportamientos por defecto ante determinadas acciones por parte de los usuarios.

Por si queremos premiar a los menores, el programa permite que les demos tickets que alargan los plazos de expiración o los límites en intervalos de treinta minutos, aunque esto puede modificarse. Los tickets “premio” pueden usarse una sola vez aunque siempre podremos crear otros nuevos.

Además permite almacenar la configuración del programa en Internet, en los servidores de Salfeld, de modo que podremos cambiar la configuración empleando un navegador y sin acceder a nuestro PC.

El programa también dispone de informes estadísticos aunque son bastante sencillos.

Una licencia del programa cuesta 30€ y para tres ordenadores son 58€. Este producto abarca la funcionalidad propia de programas como K9 Web Protection y proporciona además un completo control del ordenador.

 

KidsWatch

Este programa permite asignar un perfil por defecto para el menor en función de la edad. Posteriormente podremos cambiar para cada usuario o hijo el tiempo que se le permite utilizar el ordenador diariamente o semanalmente, así como el horario permitido de uso.

El programa dispone de trece categorías y es posible prohibir o permitir cada una de ellas. También podemos prohibir o permitir los sitios web que no podamos catalogar correctamente. Permite incluso definir horarios concretos de acceso a determinadas páginas web.

En el tiempo de conexión a Internet se puede especificar un máximo diario o semanal para cada usuario así como las horas de la semana en que se pueden producir para evitar por ejemplo que se conecten a altas horas de la noche.

El programa captura la lista de todas las aplicaciones instaladas y disponibles dentro del menú de Programas, en Inicio, permitiendo marcarlas como autorizadas o bloqueadas una a una o por grupos, usando el árbol que contiene los grupos de programas y subgrupos. También es posible añadir otros programas manualmente.

Kidswatch puede monitorizar las conversaciones por mensajería instantánea o chat y permitir o no el uso de determinados puertos (como un firewall o cortafuegos). Tiene algo parecido a los tickets del programa anterior, conocido como las claves temporales, que son claves que permiten extender los períodos de navegación o de uso del PC más allá de los límites establecidos y por un plazo concreto de tiempo estipulado por los padres. Estas claves son de un solo uso.

Supongamos que los padres están fuera de casa y por razones concretas y puntuales el menor necesita extender el tiempo de navegación para terminar un trabajo, en ese caso, si los padres le hubieran dejado dicha clave temporal, en caso de apuro el menor podría usarla. Posteriormente los padres dejarían otra disponible por si hiciera falta de nuevo flexibilizar las normas en el futuro.

El programa permite también suspender o bloquear a un usuario, del mismo modo que puedes desactivar todas sus restricciones mediante un botón. Es posible entonces bloquear o desactivar la cuenta del menor durante varios días o hasta determinada fecha.

Se vende por 46$ aproximadamente, en  torno a 34 euros.

 

Tueagles

Evita que los menores accedan a contenidos pornográficos gracias a su sistema de filtrado. Es posible añadir webs a las que se deniega el acceso o se permite de manera explícita. También pueden filtrarse los contenidos en base a palabras que no deben estar en dichas páginas.

Pueden limitarse las conexiones de chat o prohibirse en determinadas franjas horarias; y lo mismo es aplicable a juegos.  Del mismo modo pueden especificarse límites diarios para usar el ordenador o acceder a Internet.

El programa permite capturar pantallas a intervalos discretos (minutos) y almacenar las mismas durante un número de días. Ambos parámetros se pueden ajustar. También preserva un listado de páginas web visitadas o denegadas.

Incluso puede obligar a los usuarios a hacer paradas obligatorias en el uso del PC para no dañar la vista.

De los programas vistos hasta el momento en este artículo sería el menos potente y funcional. Su precio es de unos 23€, lo que da derecho a todas las actualizaciones futuras. Sin embargo, no diferencia usuarios ni prohíbe contenidos diferentes a los de tipo sexual. Tampoco dispone de categorías o tipos de web que queremos prohibir o permitir.


En Resumen

El programa más económico es Chronager, pues por 25€ tenemos licencia para tres ordenadores y es probablemente el más intuitivo. Si se une a otro programa con capacidad de filtrar páginas web y contenidos es probablemente el más interesante por ser auto explicativo.

Child Control es bastante más completo, alcanzar un mayor nivel de detalle pero es más fácil perderse entre todas sus opciones y si queremos varias licencias para varios ordenadores resulta bastante más caro que Chronager.

KidsWatch es probablemente el más complejo de manejar, pero como Child Control, integra ya la mayor parte de la funcionalidad necesaria de un programa que filtra los contenidos de la web.

Cualquiera de estos tres productos probablemente nos dará toda la funcionalidad que podamos necesitar. Por precio y comodidad Chronager es la mejor opción; si buscamos la máxima potencia o la capacidad de filtrado de webs y el control del tiempo en una sola aplicación deberíamos pensar en Child Control o KidsWatch.