Artículos publicados

Lo que nuestros hijos deberían saber

 

Sentido común

Antes de que nuestros hijos se adentren en el mundo de Internet, deberíamos enseñarles a seguir ciertas normas y pautas que les hagan pensar en si lo que están haciendo es correcto, adecuado, peligroso o si puede generarles daño en un futuro.

 

Mantenimiento del ordenador

En primer lugar, los chavales deberían saber que el ordenador que emplean habitualmente para conectarse a Internet ha de tener un mantenimiento correcto, porque si su funcionamiento se degrada o alguien consigue acceder ilegalmente a lo que contiene, nos podemos ver en serios aprietos.

Instalar un antivirus de los muchos que hay en el mercado, así como un firewall para protegerse de ataques externos y emplear herramientas que localicen y eliminen cualquier rastro de aplicaciones, malware o spyware que hayan llegado a nuestro ordenador a través de la navegación por Internet, son aspectos que los menores deberían conocer.

Casi todos los antivirus incorporan ya su propio firewall, que además viene configurado por defecto. Muchos de estos antivirus son gratuitos y en caso de que alguno de ellos no lleve firewall, puede configurarse adecuadamente el que lleva el propio sistema operativo Windows y que ha mejorado bastante desde sus inicios.

 

Antivirus Gratuitos

 

Antivirus Online

También podemos revisar nuestro ordenador para ver si está infectado empleando alguno de los antivirus online, que te permiten revisar el estado de tu PC sin instalarlos en tu ordenador. Como dichos programas se descargan mediante controles ActiveX, esta operación normalmente debe hacerse con el navegador Internet Explorer:

 

Firewalls gratuitos

 

Software anti-spyware, anti-malware gratuito

 

No basta con instalar estos programas y olvidarnos, debemos saber manejarlos y configurarlos y asegurarnos de que se actualizan regularmente (antivirus), y que cada cierto tiempo (frecuencia mensual al menos) revisamos todos los discos duros del PC.

Un ordenador infectado por virus, troyanos, gusanos, malware o cualquier otro software, puede ser empleado con malas intenciones contra nosotros. Pueden capturar los sitios por los que navegamos, obtener nuestras claves, coger nuestros datos del disco duro, etc., por lo que es una cuestión bastante importante a tener en cuenta.

 

Formación en protección de datos

Si deseas saber un poco más sobre todo privacidad y seguridad en Internet, puedes bajarte el manual del “Curso práctico aplicado de protección, privacidad y seguridad de la información en Internet” y que también puedes encontrar aquí.

 

Virus Total: casi 60 motores de búsqueda de virus

Después de tener estas herramientas instaladas (antivirus, firewall y anti-spyware), es recomendable revisar toda aplicación nueva que queramos instalar en el ordenador antes de hacerlo, y esto también es aplicable a herramientas y juegos. Para mayor seguridad, se puede subir el archivo que se pretende usar en el ordenador a la web de Virus Total y allí será escaneada por casi la práctica totalidad de los antivirus del mercado.

Esto es aplicable a todo tipo de archivos que te pasen por email, Messenger o que te digan que descargues de Internet. No uses nada sin verificar que está limpio.

 

Protección de los datos: Cifrado

En el ordenador, los datos que sean importantes deberían estar protegidos. Si alguien consigue acceso al ordenador desde Internet, podría leer todos nuestros documentos. Nada que fuera importante o íntimo debería quedar en el PC sin protección.

Para ello podemos emplear herramientas como AxCrypt o TrueCrypt que nos permiten cifrar archivos, documentos o unidades de disco enteras, que quedan protegidas por una o varias claves. Podemos descargar AxCrypt desde http://www.axantum.com/axcrypt/ y TrueCrypt desde http://www.truecrypt.org/. Existen otras herramientas similares también gratuitas por Internet como FreeOTFE, http://www.freeotfe.org/.

Actualización de 22.02.2016: TrueCrypt ha dejado de mantenerse por el equipo de desarrolladores que lo creó. El producto, que sigue siendo gratuito, ahora se llama VeraCrypt y lo mantiene actualizado la empresa Codeplex.

 

Protección de los datos: Borrado seguro

Durante la navegación por Internet se generan muchos archivos en nuestro disco duro que luego son borrados, sin embargo, dichos archivos pueden recuperarse si no son sobrescritos por técnicas especiales de borrado intensivo.  Algunas herramientas gratuitas de borrado seguro de archivos serían:

 

De entre ellos, el que realiza un borrado más potente es Eraser, las otras aplicaciones realizan un borrado rápido, pero que no permite la recuperación sino es con herramientas y hardware muy específicos, que no están al alcance de cualquiera.

Del mismo modo, los documentos que queramos borrar y puedan contener información crítica deberíamos eliminarlos con estas herramientas.

 

Privacidad

Prácticamente todos los navegadores conocidos de hoy en día disponen de la posibilidad de borrar el historial de navegación. En ordenadores que no tengamos bajo control o que no sean nuestros, sobretodo en casas de amigos, colegios, estando de vacaciones, es recomendable saber borrar toda la información generada durante la sesión de navegación.

Del mismo modo, nunca debemos dejar que el navegador guarde las claves para introducirlas automáticamente. Si el PC se pierde o lo roban, tendrán acceso a nuestros datos.

Si tenemos demasiadas contraseñas para recordar, es mejor emplear un programa como KeePass o PasswordSafe para almacenarlas.

En ningún caso emplearemos la misma contraseña para todos los servicios que empleamos en Internet. Esto es FUNDAMENTAL. Lo primero que hará alguien que quiera hacernos daño es probar nuestra clave (si la consigue) en todas las webs o servicios a los que sabe que pertenecemos con el fin de acceder a todos los datos nuestros que pueda conseguir. Su objetivo siempre será reunir información para amenazarnos, desprestigiarnos o hacer daño a los que nos rodean. No importa si hablamos de acoso por parte de adultos con fines sexuales o de compañeros que practican el ciberacoso.

Existen algunas herramientas en Internet que permiten generar claves diferentes para cada web sin necesidad de llevarlas encima ni de recordarlas. Nosotros solo tendremos que recordar una clave maestra y especificar en qué web vamos a utilizarla. Con ambos datos, se generará la clave de acceso que utilizaremos en dicha web. Como la dirección o URL de la página web nunca cambia y nuestra clave maestra siempre es la misma, siempre obtenemos la misma clave resultante que es la que dimos de alta por primera vez en dicha página web y que nos sirve solamente para ese sitio.

Al dejar un ordenador nunca te olvides de cerrar la sesión o de pulsar en “Salir” o “Logout” en la web dónde estabas conectado.

Asegúrate de borrar la caché del navegador, con toda la información de lo que has estado haciendo si el ordenador no es el propio de casa. Recuerda que si tienes un portátil, o navegas desde el móvil, lo puedes perder o te lo pueden robar y acceder a su contenido.

Cerrar la sesión o salir del programa debes hacerlo siempre, sin importar si estás conectado a Skype, Messenger o cualquier programa donde hayas iniciado sesión en tu cuenta.

No introduzcas contraseñas en ordenadores de desconocidos, ni cuando te estén grabando con la cámara del móvil o si tienes a alguien a tus espaldas mirando. Y si recibes emails pidiéndote contraseñas, nunca las des. Suelen ser emails trampa con la intención de obtener información personal de los internautas.

Para conocer a gente nueva o entrar en entornos sociales nuevos, es recomendable tener un perfil o un Nick diferente del habitual y que no pueda asociarse con nosotros. Del mismo modo, deberíamos tener un email para esta clase de contactos. La idea es que la familiaridad se produzca poco a poco y no demos demasiada información a personas desconocidas desde el principio.

Contactando con Internet

Siempre que hablemos o nos relacionemos con alguien a través de Internet, hemos de pensar que dicha persona nos podría estar mintiendo; que las fotos que nos envía, no son de ella; que su edad no es la que dice; y que su nombre es falso.

Es recomendable que dediquemos tiempo a conocer a esta persona antes de darle ningún dato nuestro. Y del mismo modo, no es aconsejable quedar físicamente con ella si previamente no conocemos algún dato real suyo que podamos comprobar.  Y si decidimos ir, deberíamos quedar en un sitio público y acompañados de más personas que sean de nuestra confianza.

Mientras no sepamos las intenciones de estas personas, deberíamos asegurarnos de que no conozcan nuestro nombre real, y que nuestro perfil o Nick en Internet no revelen datos nuestros como el colegio al que vamos, nuestro nombre completo, la fecha de nacimiento, donde vivimos o cualquier otro dato que posteriormente pueda ser empleado en nuestra contra o para localizarnos.

En las Redes Sociales, nunca debemos admitir a personas que no conocemos como amigos. Deberíamos incluir solo a un grupo cerrado de personas y prohibir el acceso a lo que decimos o publicamos para el resto del mundo.

Si en algún momento te piden algún dato o información que no ves claro dar, es recomendable que te desconectes bajo algún pretexto, y comentes el asunto con padres o tutores, que pueden darte otra visión o plantear las preguntas adecuadas.

Del mismo modo, antes de publicar cualquier video o foto piensa bien la información que puede dar sobre ti, tu nivel económico, tu estado de ánimo, etc. Puedes ver ejemplos sobre esto aquí.

 

Comportamiento ético

Si visitas páginas web que te desagradan por los contenidos, ya sea por contener sexo explícito, vejaciones a otras personas, etnias o colectivos; o violencia y abusos de algún tipo, ciérrala y avisa a tus padres del contenido que has encontrado en Internet. Ellos podrán denunciar la página y las autoridades competentes podrán cerrarla. En la web de la Policía Nacional y la Guardia Civil, pueden denunciarse estos hechos.

  • Guardia Civil: https://www.gdt.guardiacivil.es/webgdt/home_alerta.php
  • Policía Nacional: http://www.policia.es/colabora.php

 

Si te gusta ser respetado y que nadie se burle sobre ti, tú, como menor, debes hacer lo mismo. Recuerda que todo lo que dices en Internet queda registrado y posiblemente durante muchos años. Se puede averiguar la vivienda desde que la fueron enviadas las amenazas, agresiones verbales y contenidos difamatorios.

Cuando te conectas a un servicio en Internet, tu IP, o la identificación de tu conexión, quedan registrados. La Policía solo tiene que preguntar al operador de telecomunicaciones por la vivienda que estaba conectada el día tal, a determinada hora, y con la IP correspondiente. A partir de ahí, rápidamente se sabe el origen de las amenazas.

Si tienes catorce años o más, y cometes algún delito contra otras personas, puedes ser internado en centros de rehabilitación para menores, se te puede condenar a realizar actividades sociales en tu comunidad y en cualquier caso, tu familia, se enterará. Si acosas a otro compañero, la noticia se difundirá por el colegio y la policía te visitará personalmente.

Por otra parte, todo eso quedará registrado en los medios digitales, los cuales a veces no ponen todo el cuidado que deberían en proteger la privacidad del menor y es posible que atando cabos, personas de otros lugares sepan quién eres o cómo te llamas. A veces esas personas amenazan a aquellos que creen responsables de abusos o crímenes y se presentan en el lugar donde éstos viven.

Ya existen empresas que se encargan de buscar en Internet lo malo o lo bueno que has sido para ver si mereces en un futuro trabajar con ellos. Tu futuro laboral o personal puede verse manchado por una error cometido en tu juventud.

Si tienes un blog o una página personal propia ves con cuidado con lo que dices, si atentas contra la presunción de inocencia de otras personas o publicas datos o material sobre ellas que atentan contra su privacidad o sus derechos como menor, puedes tener problemas legales.

Recuerda que los responsables son los padres, y ha habido casos donde el daño causado ha sido tan grande, que han tenido que venderlo todo para pagar las multas y se han quedado en la ruina.

Si tienes compañeros que se agrupan para acosar a otros, díselo a tus padres y no participes. Si estás cerca y formas parte de dicho grupo, podrías terminar con problemas legales y judiciales. Aléjate de las personas que solo buscan problemas. Si no sabes cómo, pide ayuda a tus padres.

Procura pensar siempre lo que dices. No respondas a comentarios cuando estás enfadado. Date tiempo para pensar. Se respetuoso, no respondas a los provocaciones que pueden ser una trampa, y no te justifiques dando datos para demostrar algo. Puede que ese sea precisamente el objetivo del atacante, obligarte a justificar tus acciones con datos concretos que luego podrá emplear contra ti.

 

Me hacen chantaje

Si las cosas se han complicado y hay personas que te amenazan con hacer públicos contenidos que te afectan o que dañan tu intimidad o privacidad, no te asustes.

Recuerda que no debes borrar ninguna de las pruebas de lo que ha sucedido. No borres mensajes SMS, ni emails, ni información que pueda inculparles. No querrás que salgan impunes y que no paguen por el daño que están haciéndote.

Si las cosas han llegado a ese punto, van a presionarte para que les des más información o reunirán la de aquellas personas que te rodean con el fin de lastimarlas. Piensa que es necesario pararlos, porque no solo terminarán por hacerte daño a ti, otros amigos o parientes, pueden verse sometidos a las mismas acciones por un error tuyo. Ha llegado el momento de pasar el testigo a los adultos.

Tus padres puede que se enfaden, te griten, pero en el fondo te quieren, y se preocupan por ti. Piensa que el enfado que puedan sentir siempre es proporcional a lo mucho que te quieren. Ellos sabrán hablar con el profesorado del colegio y presentar la denuncia pertinente en la Policía o la Guardia Civil. Piensa que llegados a este punto, los que se están metiendo contigo tienen mucho que perder, porque sus padres y el Colegio van a ser informados y se van a tomar medidas disciplinarias. Además pueden ser condenados por la Justicia según la gravedad de lo que hayan hecho.

 

Otras recomendaciones

Para ver más recomendaciones a menores puedes bajarte la Guía del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación para los menores en Internet. Lo tienes en el Menú de esta web de Material Online, dentro de "Manuales y Guías"